¡ Viva Riobamba, Viva Guayaquil... ABAJO EL TIRANO !


Crónica taurina del tercer festejo de abono de la Feria Señor del Buen Suceso, Riobamba, 21 de abril de 2012.

--          ¿Qué intentas, escribir una crónica?

¡Sí, Hace tiempo que quiero! Imagínate son como ocho años que dejé el oficio de periodista taurino y otros tres que no hemos escrito siquiera en el blog.

-  -      Bueno estuviste haciendo acción política primero, te equivocaste creyendo en la revolución ‘trucha’ y luego, te tocó luchar por los derechos y libertades que nos arrebató quien creíamos iba a abrir la participación ciudadana.

Ya no molestes… Todos podemos equivocarnos y yo lo hice, ahora toca reflexionar y actuar en consecuencia.

--         Háblame de los toros. ¿Qué tal estuvo?

El ambiente EXTRAORDINARIO. Volver a los toros después de tanto tiempo, a Riobamba, ver a su gente con la que salimos a pedir nuestro derechos en la marcha que realizaron los riobambeños en defensa de la fiesta, su cultura y sus costumbres, este año en que Quito perdió gran parte de su protagonismo taurino, gracias a la politequería del cabildo y un gobierno central que cada vez destroza a girones los principios constitucionales de libertad y justicia.

-   -      Te he dicho que me hables de toros. Olvídate un momento de la liberté, la equalité y la fraternité.

Es que NO SE PUEDE, la libertad es parte consustancial del arte del toreo.

-    -     Ya deja de discursear. ¡Qué tiene que ver la libertad en un acto lúdico!

Solo te voy a decir una cosa, en el arte del toreo, además de los valores de la estética, la inteligencia y el pundohonor, tiene por suyos a la ética y la libertad como sus valores intrínsecos, pero para no alargarte el cuento vamos a materia.

-     -    ¡Al fin compadre!

Un extraordinario encierro de Campo Bravo. Una verdadera loa a la diversidad del toreo, tal como haber leído un poema de Gerardo Diego.

-      -   Ya no te soporto, hablas pero no dices nada. ¡Qué pasó!

La plaza Raúl Dávalos se llenó en más de tres cuartos del aforo.

La presentación y el juego del ganado fue distinto. Sin perder el picante de la ganadería, hubo toros de características extraordinarias como ‘Carretilla’, indultado por Víctor Puerto y otros como ‘Cascanueces’ LIDIADO por Guillermo Albán que produjo un tumbo al caballo y a Dios gracias no hubo pérdidas humanas que lamentar.

-       -  ¿O sea que hubo toros bravos y toros mansos?

¡NO te equivoques! Podemos hablas de características positivas y negativas, NO de toros mansos. El peor, el de Guillermo era un toro PELIGROSO de esos que tiene ‘bastante leña’ y de un genio e instinto que te pegan gañafones al cuello.

-   -      ¿Y eso mato Albán?

Sí, pinchó dos veces y la estocada resultó caída, pero lo importante es ver como solventó los problemas planteados por el cornúpeta dentro de las distancias y los terrenos.

- -        Entonces estuvo bien.

Yo diría que extraordinario en función de las características del toro y el irlo desengañando . No se podía más, el toro aprendía y tenía el genio de Rafael Correa.

- -        Ya vas a meter la política. ¡Sosiégate!

Bueno, todo el colectivo taurino estamos politizados, y no puede ser de otra manera, cuando fuimos y somos agredidos. Del tendido de sol se escucharon los gritos más fuertes contra el gobierno. ¡Viva Riobamba Taurina! ¡Abajo el Tirano! ¡Estamos en Dictadura!

-  -       ¿Entonces el triunfador fue Puerto?

Víctor Puerto pechó con el mejor lote. Indulto un toro y el otro era igualmente de recorrido, duración, acometividad, boyantía… aunque un rato se rajó a tablas pero Puerto le sujetó y le trajo nuevamente a los medios.

El toro de indulto se llamó Carretilla, un castaño cornidelantero que tomó la salida contraria y desarmó a Puerto luego del saludo capotero. En el tercio de varas dos puyazos, empujando y humillando. Tuvo una réplica por verónicas de Uceda Leal.

Puerto brindó al público e hizo faena en los medios con un trasteo de tandas larga y luego por naturales puedo afirmar que bordó el toreo.

--         ¿Ya eres Puertista?

Te digo que Puerto estuvo muy bien, pero para nuestro concepto, lo mejor de la tarde fue la faena de Uceda Leal. El toreo se hace despacio y Leal nos regaló unos naturales profundos a-relantí, como si estuviésemos viendo un video a cámara lenta.

La faena fue en el tercer toro, ‘Sonajero’ Un toro incierto de salida, pero que fue cambiando la lidia y desarrollando características positivas. Uceda tiró de él con la bemba de la muleta y despacio, muy despacio fue dibujando el toreo en el albero andino.  Primero con un trasteo a media altura para luego bajar el morro al toro y regalarnos una tanda de naturales profundos y despacharlo con una estocada hasta la bola. Dos orejas le cortó Uceda Leal al cornúpeta.

--         ¿No quieres hablar del rejoneo ó le tienes antipatía?

Nada de eso. Enrique Cobo es un rejoneador que ha ido madurando y le veo cada vez mejor.

--         NO te extrañó el tamaño de las banderillas. ¿no eran muy grandes?

Efectivamente eran de un tamaño mayor al habitual, pero como ya dijimos, el toreo a caballo, como el toreo a pie se basa en el intercambio de terrenos y distancias entre toro y torero. Lo importante son los fundamentos, la estética en función del peligro para ir dibujando este arte tan complejo.

Cobo pechó con un toro de Santa Martha, bien hecho, incierto y con genio y sentido al que le metió cinco rejones de castigo. Para nosotros una decisión acertada, ya que el torito era de muchos pies y le medía al jinete para pegar unos arreones tratando de sorprenderlo al menor descuido.

Cinco banderillas al cuarteo, una corta y el abanico para matar al cuarto rejón de muerte. Saludó del tercio.

--         ¿En total cuantas orejas?

Siete orejas y un rabo: Víctor Puerto tres orejas y un rabo, Uceda Leal tres orejas y Guillermo Albán una oreja.

Queremos destacar la actuación de El Patatas como torero de plata en la cuadrilla de Víctor Puerto. Dos extraordinarios pares de banderillas que le valieron saludar al tercio y el premio al mejor par de banderillas de la feria.

Salieron a hombros Víctor Puerto y Uceda Leal. Vìctor Puerto fue declarado triunfador de la feria Señor del Buen Suceso y Uceda Leal con la mejor faena de la feria y el premio de la Fábula Taurina de Bienvenida.







Comentarios

Entradas populares de este blog

LA HISTORIA NO CONTADA DE QUITO: Apuntes de varias ficciones - Primera parte.

PERDIDOS EN EL ESPACIO: La Red y los Mass Media.

LA AUDIENCIA DE LA BURBUJA SIDERAL: Memorias de una tiranía.