Al Otro Lado del Charco

AL OTRO LADO DEL CHARCO

Londres, Los Madrides, Donosti y Sevilla.
(Primera Parte.)

El cruzar el charco y hacer un viaje a Europa, bien merece una entrada en el blog. Sobre todo si la fiesta de Los Toros tiene un lugar importante.

Son varios años que entre mi residencia en USA y los viajes sin solución de continuidad no nos han permitido hacer una entrada al blog. En realidad ha tenido mucho que ver la prohibición de la fiesta de los toros en Quito. Esto ha hecho que entremos en un estado de depresión taurina. Sólo el viaje a México en el 2012 y este reciente viaje a Europa en la primavera del 2018 nos ha levantado de ese letargo espiritual.

Nuestro primer viaje a Europa fue ya en el lejano 1980 cuando incluso nos importaba más la hípica y pedí a mis padres que no me lleven y mejor nos compren un pura sangre entero que habíamos montado en el Club San Jorge, que quedaba en el antiguo cuartel del Batallón Yaguachi en Sangolquí. Este caballo era de un señor oficial de la armada.

La España de ese entonces no tiene nada que ver con la España de hoy. Recuerdo con añoranza los guardias civiles con el tricornio y los Seat 600 que era lo más común en el parque automotor. A lo menos para mí. Conste que estamos al final de la transición española hacia la democracia y lo que me asombró fue el denominado DESTAPE. En los quioscos por doquier se compraban las revistas de desnudos. Algo nuevo en mi adolescencia y España estaba orgullosa de ser diferente. Algo impensable para un ecuatoriano que vivía en la franciscana Quito donde el pudor impedía tales cosas.

Hicimos un segundo viaje por el año 1996 cuando fuimos a estudiar a Escocía. Este fue un viaje más taurino gracias a una amiga cordobesa que me facilitó una revista APLAUSOS con la que programamos ver festejos en Madrid, Córdoba y Granada. Vimos a Finito de Córdova, José Tomás, Uceda Leal, Emilio Muñoz, Canales Rivera, Cristina Sánchez, Rafaelillo y rejoneo con los hermanos Domecq de lo que recuerdo.

Esta vez iba a ser diferente. Fue más bien un viaje no programado. El propósito del viaje era asistir a la primera comunión de mi sobrina en Londres. Fue a instancias de mi madre y mi hermana que llegamos a sacar la visa para España y darnos un salto por la madre patria.

La comunión de mi sobrina fue le cinco de Mayo y el cumpleaños de mi madre era el día siete. Al día siguiente, el ocho por la noche ya estábamos comprando las entradas en la reventa de la plaza de Las Ventas de Madrid para ver la presentación en la primera plaza del mundo a nuestro compatriota David Garzón.




Siguiendo con el relato, tuvimos el tiempo suficiente para ir a los tres primeros festejos en San Isidro, un viaje a San Lorenzo del Escorial, Galapagar y el Valle de los Caídos que teníamos pendiente desde nuestro primer viaje a España y luego con mi hermana que llegaba de Londres fuimos a Burgos, San Sebastián, Valladolid, Salamanca y Ávila y finalmente cogimos el AVE para un breve recorrido por Sevilla y Triana.






Comentarios

Entradas populares de este blog

LA HISTORIA NO CONTADA DE QUITO: Apuntes de varias ficciones - Primera parte.

PERDIDOS EN EL ESPACIO: La Red y los Mass Media.

LA AUDIENCIA DE LA BURBUJA SIDERAL: Memorias de una tiranía.